miércoles, 18 de enero de 2017

Mi travesía hasta encontrar el Proyecto JAK

Mi idea es un banco donde los socios son ahorradores, y si eres socio eres dueño de tu destino, debemos trabajar para crear un tejido social y todos los mecanismos imprescindibles para llegar a tenerlo….

Conocí el Proyecto JAK gracias al chaval que era trabajador de JAK Suecia. Mis primeros pasos fueron buscar información en el Banco en España, y entonces me encontré a la Coop57, y a muy distintas organizaciones que sólo estaban para prestar dinero a cooperativas, con proyectos sociales.... Más adelante, descubrí las CAF, e incluso intenté crear una, pero las personas que vinieron no estaban por la labor; unos querían dinero gratis y otros unos intereses fabulosos.... ¡qué lástima!

Continué mi búsqueda por más bancos de aspecto social alternativo. A nivel mundial me encontré con un mar; digo un océano del mundo de las monedas sociales, pero para mí las monedas  sociales no son lo que busco, aunque les llamen monedas complementarias, etc, pues pienso que estas responden a la fidelidad de una clientela en un mercado social, alternativo, y en muchos de los casos, pienso que no lo son.


Ahora toca trabajar una hoja de ruta, donde el objetivo será crecer
 
Su naturaleza se basa en la confianza, pero ¿cómo puedo confiar en una organización cuya moneda son" billetes", o cartillas fácilmente manipulables?, sé de ejemplos dignos de tener en cuenta, pero no es mi objetivo.

Solidaridad y confianza

Cuando pienso en la economía social, me pongo el siguiente ejemplo:  “cuando me casé, mi esposa me presto una cantidad al 0% y tarde en devolvérsela , y pensé que sería muy bonito que entre las personas existiera esta solidaridad y confianza”. Así veo a JAK; como la responsabilidad para ser libres y soberanos.

Ahora toca trabajar una hoja de ruta, donde el objetivo será crecer y tener un buen monto para la financiación sin intereses.

Dani, socio JAK

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada